• Brigitte Macron habla de su relación con el presidente francés en una entrevista en Paris Match.
  • Recuerda los inicios de su historia de amor con Emmanuel Macron cuando él era su alumno en el colegio en el que ella daba clases de Teatro.
  • La relación fue clandestina y escondida antes de imponerse.
  • Brigitte confiesa que el único obstáculo eran sus hijos y que no quería destrozarles la vida.

La historia de amor de Brigitte y Emmanuel Macron

La primera dama de Francia, Brigitte Macron, ha concedido una entrevista en Paris Match en la que habla sobre los inicios de su historia de amor con el presidente francés, Emmanuel Macron. Según Brigitte, su relación fue clandestina y escondida antes de imponerse. Ella era profesora de Teatro y él era su alumno en el colegio. A pesar de la diferencia de edad y de que ella estaba casada y tenía tres hijos, Emmanuel se enamoró de Brigitte a los 15 años. Sus padres se opusieron a la relación y lo enviaron a estudiar a París, pero el amor entre ellos prevaleció.

El obstáculo de los hijos

Uno de los principales obstáculos en la relación de Brigitte y Emmanuel Macron fueron los hijos de Brigitte. Ella confiesa que no quería destrozarles la vida y por eso se tomó su tiempo para tomar la decisión de separarse de su entonces marido y estar con Emmanuel. La relación duró 10 años antes de que finalmente se casaran. Brigitte también habla sobre cómo sus padres y los padres de Emmanuel reaccionaron ante su matrimonio. A pesar de las dificultades, la pareja ha logrado construir una vida hogareña tranquila y Brigitte admira las capacidades intelectuales de su esposo.

La discreción de Brigitte Macron

Brigitte Macron es conocida por su discreción y por conceder muy pocas entrevistas. Ella explica que ha aprendido a no hablar abiertamente de cualquier cosa, ya que todo lo que dice o no dice puede ser recogido e interpretado. Sin embargo, su presencia al lado de Emmanuel Macron ya es toda una declaración de intenciones. Su relación ha sido utilizada en campañas y momentos clave de la carrera política de Macron, y se ha convertido en una metáfora de su capacidad para romper las convenciones. La historia de amor de Brigitte y Emmanuel Macron es un ejemplo de superación de obstáculos y de amor verdadero.