• El 70% de la gente reduce el azúcar como principal opción saludable.
  • El mercado de alimentos saludables se ha consolidado después de la pandemia.
  • Los consumidores están más conscientes de la salud y el medio ambiente.
  • Los consumidores están buscando productos que combinen salud y sostenibilidad.
  • La reducción de carne y las dietas flexibles son tendencias globales.
  • Se espera que estas tendencias crezcan con la intensificación del cambio climático.
  • La tecnología juega un rol relevante en la construcción de un futuro más sostenible.
  • Encontrar un equilibrio entre lo natural y lo procesado será fundamental en esta evolución.

El crecimiento de la conciencia sobre la salud y el medio ambiente

Según el último informe, se ha observado un aumento en la conciencia de los consumidores sobre la importancia de la salud y el medio ambiente. Después de la pandemia, más personas están prestando atención a lo que consumen en términos de alimentos y bebidas. Esto ha llevado a un crecimiento en el mercado de alimentos saludables y a un aumento en la demanda de productos que combinen salud y sostenibilidad.

Además, los consumidores están dispuestos a modificar sus dietas para contribuir a un mundo mejor. La reducción de carne, conocida como dieta flexitariana, se ha convertido en una tendencia global, con un enfoque tanto en la salud como en la sostenibilidad. Estas tendencias se espera que continúen creciendo a medida que los efectos del cambio climático se intensifiquen, lo que resalta la importancia de descarbonizar la industria alimentaria y hacerla más sostenible.

El papel de la tecnología en la construcción de un futuro más sostenible

El estudio también destaca el papel relevante que juega la tecnología en la construcción de un futuro más sostenible en la industria alimentaria. Según los encuestados, la tecnología tiene un rol clave en la creación de productos eficientes desde el punto de vista de los recursos y en garantizar el acceso de todos los consumidores a alimentos y bebidas saludables.

Encontrar un equilibrio entre lo natural y lo procesado será fundamental en esta evolución. La tecnología puede desempeñar un papel importante en la creación de alimentos y bebidas saludables que sean sostenibles y accesibles para todos. Esto implicará innovaciones en la industria alimentaria para ofrecer productos que cumplan con estos requisitos y satisfagan las demandas de los consumidores cada vez más conscientes de la salud y el medio ambiente.

Conclusiones

En conclusión, el informe muestra que cada vez más personas están reduciendo el azúcar como opción saludable y están prestando más atención a la salud y el medio ambiente en sus decisiones de consumo. La reducción de carne y las dietas flexibles se han convertido en tendencias globales, y se espera que estas tendencias sigan creciendo a medida que los efectos del cambio climático se intensifiquen.

Además, la tecnología desempeña un papel relevante en la construcción de un futuro más sostenible en la industria alimentaria. La innovación en esta industria será clave para ofrecer productos eficientes desde el punto de vista de los recursos y garantizar el acceso de todos los consumidores a alimentos y bebidas saludables. Encontrar un equilibrio entre lo natural y lo procesado será fundamental en esta evolución hacia una alimentación más saludable y sostenible.