• El Black Friday se ha convertido en una de las fechas más relevantes para el comercio a nivel global.
  • Las ofertas y descuentos del Black Friday convencen a más consumidores cada año.
  • El aumento de las compras durante estas fechas impulsa los ingresos de las marcas.
  • Los consumidores aprovechan las semanas previas a Navidad para optimizar sus compras.
  • Los hábitos de consumo varían según la franja salarial de los consumidores.
  • La anticipación de las campañas y la personalización de los mensajes son clave para el éxito del Black Friday.
  • Las búsquedas online relacionadas con el Black Friday comienzan a finales de octubre y alcanzan su punto máximo en la semana del evento.
  • Es importante adaptar las campañas y mensajes a los múltiples dispositivos y canales que utilizan los consumidores.
  • Las herramientas tecnológicas como la realidad aumentada y la gamificación son efectivas para aumentar el engagement.
  • Las plataformas de compraventa online son cada vez más utilizadas durante el Black Friday.

El Black Friday: una fecha clave para el comercio a nivel global

El Black Friday se ha convertido en una de las fechas más relevantes para el comercio a nivel global. Las ofertas y descuentos atraen a un número cada vez mayor de consumidores, convirtiendo esta fecha en una cita imprescindible para las marcas que buscan impulsar sus ingresos en la recta final del año. El aumento de las compras durante el Black Friday ha sido evidente en los últimos años, con un incremento del 30% en comparación con el año anterior. Además, los consumidores aprovechan las semanas previas a Navidad para optimizar sus compras, conseguir los mejores precios y, en algunos casos, hacer compras impulsivas.

La importancia de la anticipación y la personalización en el Black Friday

Para tener éxito en el Black Friday, es crucial anticiparse a las necesidades de los consumidores y ofrecer mensajes y experiencias personalizadas. La anticipación de las campañas es esencial para estar presente desde las primeras etapas de búsqueda y establecer un contacto continuo con los usuarios a lo largo del proceso de compra. Además, en un contexto multipantalla, es necesario adaptar las campañas y mensajes a los diferentes dispositivos y canales que utilizan los consumidores. Las herramientas tecnológicas como la realidad aumentada y la gamificación son efectivas para interactuar con los usuarios y aumentar el engagement. En definitiva, marcar la diferencia y captar la atención de los consumidores requiere creatividad, innovación y una estrategia bien planificada.