• El Reino Unido publicó un conjunto de documentos relacionados con la regulación de las stablecoins.
  • La Autoridad de Conducta Financiera (FCA) y el Banco de Inglaterra (BOE) emitieron documentos de discusión.
  • La Autoridad de Regulación Prudencial (PRA) emitió una carta a los directores ejecutivos de las instituciones de captación de depósitos.
  • El BOE publicó una hoja de ruta interinstitucional para vincular los documentos.
  • La regulación de las stablecoins es el primer paso hacia una regulación más amplia de los activos criptográficos.
  • El documento de la FCA detalló posibles casos de uso de las stablecoins y propuso utilizar el régimen existente para las normas sobre redención y custodia.
  • El documento del BOE consideró el uso de stablecoins minoristas denominadas en libras esterlinas en sistemas de pagos sistémicos.
  • El BOE dejó abierta la posibilidad de imponer requisitos propios para regular a los custodios.
  • La carta del PRA enfatizó la diferencia entre e-money o stablecoins reguladas y otros tipos de depósitos.
  • La hoja de ruta del BOE estableció una fecha de aplicación en 2025.

La regulación de las stablecoins en el Reino Unido

El Reino Unido ha dado un paso hacia la regulación de las stablecoins con la publicación de documentos por parte de la Autoridad de Conducta Financiera (FCA) y el Banco de Inglaterra (BOE). Estos documentos exploran posibles casos de uso de las stablecoins, así como normas sobre redención y custodia. La FCA propone adaptar los requisitos prudenciales existentes para los emisores y custodios de stablecoins reguladas, mientras que el BOE considera el uso de stablecoins minoristas denominadas en libras esterlinas en sistemas de pagos sistémicos. Se espera que la regulación entre en vigor en 2025.

El enfoque de la FCA en las stablecoins

El documento de discusión de la FCA detalla las ideas de los reguladores sobre las stablecoins. Se propone utilizar el régimen existente de activos de clientes como base para las normas sobre redención y custodia. Además, se enfatiza el principio de mismo riesgo, mismo resultado regulatorio. La FCA también considera la auditoría y presentación de informes, el respaldo de las monedas propiedad del emisor y la independencia del custodio de los activos de respaldo. Esta regulación de las stablecoins es el primer paso hacia una regulación más amplia de los activos criptográficos en el Reino Unido.

El papel del BOE en la regulación de las stablecoins

El Banco de Inglaterra (BOE) también emitió documentos relacionados con la regulación de las stablecoins. El BOE considera el uso de stablecoins minoristas denominadas en libras esterlinas en sistemas de pagos sistémicos. Además, se mencionan los requisitos contra el lavado de dinero y el conocimiento del cliente para monederos no alojados y transacciones fuera de la cadena como posibles puntos críticos de regulación. El BOE dependerá de la FCA para regular a los custodios, pero también podría imponer requisitos propios si es necesario. La hoja de ruta del BOE establece un calendario con fecha de aplicación en 2025.

La diferencia entre e-money o stablecoins reguladas y otros tipos de depósitos

La carta emitida por la Autoridad de Regulación Prudencial (PRA) del BOE enfatiza la importancia de mantener claramente la diferencia entre e-money o stablecoins reguladas y otros tipos de depósitos. Las instituciones que aceptan depósitos deben limitar su innovación a los depósitos y las actividades de emisión deben tener una marca distintiva. La carta también aconseja a los emisores que deseen aceptar depósitos que actúen rápidamente e involucren al PRA en el proceso. Por último, se recuerda que las innovaciones en la aceptación de depósitos también están sujetas a normas y requisitos.