• Connecticut Natural Gas (CNG) y Southern Connecticut Gas (SCG) han presentado planes tarifarios para generar ingresos adicionales y mejorar la infraestructura y seguridad.
  • Los funcionarios estatales argumentan que los residentes no pueden permitirse los aumentos propuestos en las tarifas.
  • El plan tarifario de CNG busca aumentar los ingresos en $20 millones, lo que se traduciría en un aumento del 5.2% en las facturas mensuales de los clientes.
  • El plan tarifario de SCG busca aumentar los ingresos en $41 millones, lo que se traduciría en un aumento general del 11% en las facturas de los clientes.
  • Claire Coleman, Consejera del Consumidor de Connecticut, expresó preocupación por la asequibilidad de estos aumentos y revisará minuciosamente la información relevante.
  • El fiscal general William Tong reconoce la necesidad de invertir en una distribución de gas segura y confiable, pero enfatiza la carga financiera para las familias de Connecticut.
  • Tanto CNG como SCG citan infraestructuras propensas a fugas y el aumento de los costos laborales y de beneficios como razones para los aumentos en las tarifas.
  • PURA iniciará un proceso de 350 días para revisar los datos de costos, escuchar testimonios y recibir comentarios públicos antes de emitir una decisión final.
  • Los residentes de Connecticut se enfrentan al desafío de equilibrar sus presupuestos familiares en medio de los crecientes costos de servicios públicos.

Aumentos propuestos en las tarifas preocupan a los residentes de Connecticut

Connecticut Natural Gas (CNG) y Southern Connecticut Gas (SCG) han presentado planes tarifarios con el objetivo de generar ingresos adicionales para mejorar la infraestructura y la seguridad. Sin embargo, los funcionarios estatales argumentan que los residentes no pueden permitirse estos aumentos propuestos en las tarifas. Claire Coleman, Consejera del Consumidor de Connecticut, expresó preocupación por la asequibilidad de estos aumentos y planea revisar minuciosamente toda la información relevante para garantizar que los residentes estén pagando un precio razonable por un servicio confiable. Por otro lado, el fiscal general William Tong reconoce la necesidad de invertir en una distribución de gas segura y confiable, pero enfatiza la carga financiera que esto supone para las familias de Connecticut.

Razones y consecuencias de los aumentos en las tarifas

Tanto CNG como SCG argumentan que los aumentos en las tarifas son necesarios para financiar la sustitución de infraestructuras envejecidas y cubrir los crecientes costos laborales y de beneficios. El plan tarifario propuesto por CNG busca aumentar los ingresos en $20 millones, lo que se traduciría en un aumento del 5.2% en las facturas mensuales de los clientes. Por otro lado, el plan tarifario de SCG busca aumentar los ingresos en $41 millones, lo que se traduciría en un aumento general del 11% en las facturas de los clientes. Estos aumentos podrían tener un impacto significativo en los presupuestos familiares de los residentes de Connecticut, quienes se enfrentan al desafío de equilibrar sus gastos en medio de los crecientes costos de servicios públicos.