Severas tormentas azotan el norte de Nuevo México

El Servicio Meteorológico Nacional (NWS, por sus siglas en inglés) ha informado que el norte de Nuevo México ha sido golpeado por severas tormentas eléctricas que han traído consigo granizo del tamaño de manzanas. Estas tormentas han causado estragos en la región, dejando a su paso daños materiales y poniendo en peligro la seguridad de los residentes.

Testimonios de los afectados

Lee Baca, residente de la localidad de Watrous, capturó en video el momento en que su automóvil fue golpeado por el granizo. En las imágenes se puede apreciar cómo el granizo golpea el parabrisas, rompiéndolo en pedazos. Baca relató que tuvieron que detenerse y resguardarse en el centro del vehículo, ya que los fragmentos de vidrio los alcanzaban.

Además de Baca, otros residentes han compartido fotografías que muestran los daños causados por el granizo en sus propiedades. Ventanas rotas, vehículos abollados y techos dañados son solo algunas de las consecuencias de esta tormenta.

Peligro de vida

El NWS emitió una advertencia de tormenta eléctrica severa, calificando la situación como “peligro de vida”. Los vientos alcanzaron velocidades de hasta 70 mph, lo que aumentó el riesgo de daños estructurales y la posibilidad de lesiones graves para aquellos que se encontraban al aire libre durante la tormenta.

Preparación y seguridad

Ante la amenaza de tormentas eléctricas y granizo, es crucial que los residentes de Nuevo México tomen medidas para protegerse a sí mismos y sus propiedades. Aquí hay algunas recomendaciones para estar preparados:

1. Manténgase informado: Esté atento a los pronósticos del tiempo y las advertencias emitidas por el NWS. Siga las cuentas oficiales de las autoridades locales y esté al tanto de las actualizaciones.

2. Refugio seguro: Durante una tormenta eléctrica, busque refugio en un edificio sólido o en un vehículo con techo duro. Evite áreas abiertas y alejadas de árboles y postes de luz.

3. Proteja su propiedad: Si es posible, guarde los objetos sueltos que puedan ser arrastrados por el viento. Asegure puertas y ventanas, y retire cualquier objeto que pueda convertirse en un proyectil durante la tormenta.

4. Manténgase alejado de cables eléctricos caídos: Si encuentra cables eléctricos caídos, manténgase alejado y notifique a las autoridades de inmediato. No toque ningún objeto que esté en contacto con los cables.

5. Prepárese para emergencias: Tenga a mano un kit de emergencia con suministros básicos, como agua, alimentos no perecederos, linternas, pilas y un botiquín de primeros auxilios. Asegúrese de tener un plan de evacuación en caso de ser necesario.

Conclusiones

Las tormentas eléctricas y el granizo representan una amenaza seria para los residentes de Nuevo México. Es fundamental estar preparados y tomar las precauciones necesarias para protegerse a sí mismos y a sus propiedades. Siga las recomendaciones de las autoridades y manténgase informado sobre las condiciones climáticas. La seguridad siempre debe ser nuestra prioridad en situaciones de tormentas severas.