La caída en picado del precio de la memoria RAM

Durante los últimos meses, hemos sido testigos de la caída en picado del precio de la memoria RAM. Esta tendencia se debe principalmente a una baja demanda y a un exceso de oferta en el mercado. Samsung, uno de los principales fabricantes de chips para memoria RAM, ha presentado pérdidas en sus cuentas debido a esta situación.

Pacto entre los principales fabricantes de chips

En el mercado de la memoria RAM, actualmente hay pocos fabricantes de chips, entre ellos SK Hynix, Micron y Samsung. Según informaciones, estas tres empresas habrían pactado reducir la producción para subir los precios. El motivo detrás de este acuerdo sería que estaban vendiendo los chips de memoria a pérdidas. Esta estrategia, aunque beneficiosa para los fabricantes, ha llevado a precios ridículamente bajos en el mercado, como kits de 16 GB DDR4 por entre 50-60 euros y kits de 32 GB DDR4 por debajo de los 100 euros.

Pérdidas millonarias para Samsung

Las alarmas están encendidas en la empresa surcoreana Samsung, ya que su división DS, encargada del negocio de semiconductores, está sufriendo grandes pérdidas. Durante el primer trimestre, la compañía registró pérdidas por valor de 3.2 millones de euros. Según informes, se espera que las pérdidas estimadas para el segundo trimestre sean aún mayores, oscilando entre 7.23 y 10.32 millones de euros. Esto representa una caída cercana al 78% en comparación con los beneficios operativos obtenidos en 2022.

Baja demanda y margen de beneficio operativo

La división de semiconductores de Samsung, enfocada en la fabricación de chips de memoria para RAM y SSD, está experimentando pérdidas debido a la baja demanda del mercado de SSD y memorias RAM. El margen de beneficio operativo medio ha caído por primera vez desde 2008, pasando del 5% al 3.6%. Aunque este dato es preocupante, no se espera que la división cierre ya que existe un oligopolio en el mercado y se considera una situación transitoria.

Esperanzas en la demanda de memoria para la inteligencia artificial

Samsung confía en que la reducción de la producción y del inventario, junto con el aumento de la demanda, cambiará la situación actual. Específicamente, esperan que la demanda de memoria para la inteligencia artificial logre revertir la situación. Se espera que la segunda mitad del año sea mejor, con pérdidas menores en el tercer trimestre y un regreso a las ganancias para finales de año.

Futuro prometedor con DDR5 y HBM

Se estima que el tercer trimestre será el último en registrar pérdidas, ya que se espera un aumento en la demanda y el precio de las memorias DDR5 para consumo y HBM para la inteligencia artificial. La transición a DDR5 se espera que se acelere en los próximos meses, lo que beneficiará a Samsung y otros fabricantes de memorias. La inteligencia artificial se perfila como el gran salvavidas de esta división, ya que se espera que este mercado crezca significativamente en los próximos meses y años.