Chery y Nissan colaboran para explorar la producción de vehículos en Barcelona

Chery podría convertirse en el primer fabricante chino en producir en España

La ingeniería BTech, uno de los promotores junto con QEV del hub de descarbonización de Nissan, ha llegado a un principio de acuerdo con el fabricante chino Chery para estudiar la fabricación en Barcelona de 50.000 SUV al año. Las dos partes han firmado hoy en China un protocolo de intenciones para analizar esa posibilidad que, de concretarse, supondría un impulso cualitativo en el proyecto del hub.

El acuerdo, avanzado por La Tribuna de Automoción, convertiría a Chery en el primer fabricante chino en producir en España. Lo haría con su división Omoda, especializada sobre todo en todocaminos urbanos.

La idea es ensamblar en Barcelona coches que llegarían semidesmontados como primer ensayo para posibles fabricaciones posteriores, según explicaron a La Vanguardia fuentes conocedoras del proyecto.

El hub, que invierte en Zona Franca con el apoyo del grupo inmologístico australiano Goodman, podría fabricar de esta manera vehículos de tres marcas: Zeroid, Ebro y Chery.

El acuerdo ha sido posible gracias a la colaboración entre Chery y Nissan, que ya trabajan juntos en otros proyectos. La fabricación de vehículos en Barcelona supondría un importante impulso para la economía local y para la industria automotriz española en general.

El hub de descarbonización de Nissan, que se inauguró en 2020, tiene como objetivo desarrollar tecnologías y soluciones para reducir las emisiones de CO2 en el sector del transporte. La colaboración con Chery y la posible producción de vehículos en Barcelona son un paso más en esa dirección.

En resumen, la colaboración entre Chery y Nissan para explorar la producción de vehículos en Barcelona podría convertirse en un hito para la industria automotriz española y para la lucha contra el cambio climático.