Mercado de valores de Taiwán y Bolsa de Londres registran movimientos dispares en relación al Índice bursátil este 25 de abril

Taiwán

El mercado de valores de Taiwán cerró el día de ayer con notables bajadas del 1,64%, hasta los 15.370,73 puntos. El Taiwan Weighted marcó un volumen máximo de 15.639,49 puntos y un volumen mínimo de 15.353,22 puntos. El rango de cotización para el Taiwan Weighted entre su punto más alto y el más bajo (máximo-mínimo) durante este día se situó en el 1,83%.

En relación a la última semana, el Taiwan Weighted acumula una bajada del 3,14% y desde hace un año acumula aún un descenso del 9,54%. El Taiwan Weighted se sitúa un 3,71% por debajo de su máximo del presente año (15.963,55 puntos) y un 8,25% por encima de su cotización mínima en lo que va de año (14.199,13 puntos).

Los inversores en Taiwán se mantienen a la expectativa de las próximas elecciones presidenciales en Estados Unidos y de la evolución de la economía global, especialmente en China, uno de los principales socios comerciales de Taiwán.

Londres

Por otro lado, la Bolsa de Londres registró un comportamiento dispares en relación al índice bursátil. El FTSE 100, principal índice bursátil de Londres, cerró con una subida del 0,08%, hasta los 7.288,72 puntos.

El FTSE 100 se vio impulsado por el sector minero, que registró un aumento del 2,5% gracias a la subida de los precios de los metales. Sin embargo, el sector bancario y de seguros sufrió una caída del 1,5% debido a la incertidumbre en torno al Brexit y a la posible salida de Reino Unido del mercado único europeo.

Los inversores en Londres también están pendientes de las próximas elecciones presidenciales en Estados Unidos y de la evolución de la economía global, especialmente en Europa, donde la situación política y económica sigue siendo incierta.

Conclusiones

El comportamiento dispares de los mercados de Taiwán y Londres reflejan la incertidumbre y la volatilidad que sigue afectando a los mercados globales. Los inversores están pendientes de las próximas elecciones presidenciales en Estados Unidos y de la evolución de la economía global, especialmente en China y Europa. La situación política y económica sigue siendo incierta y los mercados seguirán siendo sensibles a cualquier noticia o evento que pueda afectar a la confianza de los inversores.