Banco Santander gana 2.571 millones en el primer trimestre pese al impacto del nuevo impuesto

El grupo financiero español Banco Santander ha presentado sus resultados trimestrales correspondientes al primer trimestre de 2022, en los que ha obtenido un beneficio de 2.571 millones de euros. A pesar de este resultado positivo, el crecimiento se ha estancado a apenas una mejora del 1%, debido a varios factores, entre ellos el nuevo impuesto español, que ha supuesto un impacto de 224 millones de euros.

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, ha señalado que “a pesar de la reciente volatilidad, esperamos cumplir nuestros objetivos para 2023 tras lograr un incremento del 5% en el valor contable tangible por acción más el dividendo en efectivo por acción desde el inicio de año”.

Factores que han afectado a los resultados

Además del nuevo impuesto español, las cuentas del primer grupo financiero español se han visto penalizadas por el incremento de los costes derivados de la inflación y por las mayores provisiones registradas en dos de sus principales filiales, la de Estados Unidos y la de Brasil.

El aumento de los márgenes y de las comisiones ha sido considerable, del 15% y del 8%, respectivamente. Sin embargo, parte de este aumento de los ingresos ha sido absorbido por los mayores costes (+11%) y, sobre todo, por las provisiones, que han crecido un 36%.

En cuanto a las filiales, la de Brasil ha registrado una caída del 25% en su beneficio, mientras que la de Estados Unidos ha disminuido un 49%. Por otro lado, Santander España está a punto de ser por primera vez en décadas la primera filial por ganancias, al lograr un beneficio de 466 millones de euros, un 28% más que en el mismo periodo del año anterior.

Objetivos para el año

Banco Santander destaca que estos resultados se sitúan en línea con sus objetivos del año, que incluyen un crecimiento de los ingresos a doble dígito, una eficiencia entre el 44% y el 45%, un coste del riesgo por debajo del 1,2%, un capital por encima del 12% y una rentabilidad (RoTE) en el 15%.

En conclusión, Banco Santander ha obtenido unos resultados trimestrales positivos, aunque el crecimiento se ha estancado debido a varios factores, entre ellos el nuevo impuesto español. La entidad financiera espera cumplir sus objetivos para 2023 y seguir trabajando para mejorar sus resultados en el futuro.