Huawei desarrolla su propio software de gestión empresarial para reducir su dependencia de tecnología extranjera

La multinacional china Huawei ha anunciado la creación de su propio sistema de gestión empresarial, MetaERP, con el objetivo de reducir su dependencia de tecnología extranjera y tener un mayor control sobre sus operaciones.

El nuevo sistema, desarrollado in-house, reemplaza al anterior ERP que la compañía había utilizado durante más de dos décadas y que, según algunos medios extranjeros, era de Oracle. MetaERP ya gestiona el 100% de las situaciones empresariales de Huawei y el 80% de su volumen empresarial, y ha superado las pruebas de liquidaciones mensuales, trimestrales y anuales sin generar ningún tipo de error, retraso o necesidad de corrección contable.

Este proyecto ha sido considerado por Huawei como “el más extenso y complejo” que ha llevado a cabo hasta la fecha, y ha requerido una inversión significativa de recursos y la colaboración con socios de la industria y su ecosistema para superar los retos asociados.

La creación de MetaERP se produce en un momento en el que Huawei se enfrenta a una presión externa y unos retos empresariales de mayor envergadura, en clara alusión al veto comercial a la firma por parte de las autoridades estadounidenses. La compañía ha señalado que seguirá invirtiendo en ámbitos como la conectividad, la informática, el almacenamiento y la nube, con el objetivo de ofrecer a sus clientes una infraestructura digital de máxima calidad y la mejor experiencia con el mínimo coste.

La XX Cumbre Mundial de Analistas de Huawei

En el marco de la XX Cumbre Mundial de Analistas de Huawei, que se celebra estos días en Shenzhen, la compañía ha presentado su visión sobre el mundo inteligente del futuro y ha abordado el estado de la industria de las TIC, incluidas las estrategias de desarrollo, las hojas de ruta para la transformación digital y las futuras tendencias del sector.

Sabrina Meng, vicepresidenta, presidenta rotatoria y directora financiera de Huawei, ha destacado que la compañía seguirá invirtiendo en ámbitos como la conectividad, la informática, el almacenamiento y la nube, con el objetivo de ayudar a las organizaciones a completar la transformación digital en cuatro etapas: la digitalización de las operaciones, la construcción de las plataformas digitales, la habilitación de la inteligencia basada en las plataformas y la aplicación práctica de la inteligencia.

En definitiva, la creación de MetaERP supone un paso importante para Huawei en su estrategia de reducir su dependencia de tecnología extranjera y tener un mayor control sobre sus operaciones, en un momento en el que la compañía se enfrenta a importantes retos empresariales y a una presión externa cada vez mayor.