IPC de la Eurozona en espera de la reacción en la Bolsa de Nueva York ante decisiones del Banco Central Europeo

La inflación en la Eurozona reduce su ritmo de crecimiento

El dato de IPC de la zona euro, que se ha conocido esta mañana, ha confirmado la reducción del ritmo de crecimiento de la inflación en la región. Según el indicador adelantado que se publicó hace un par de semanas, la inflación en la eurozona ha pasado desde el 8,5 hasta el 6,9 por ciento. La tasa subyacente, sin embargo, ha aumentado una décima, hasta el 5,7 por ciento. La subyacente no tiene en cuenta ni los alimentos frescos ni los precios de la energía.

Esta cifra definitiva de marzo ha sido muy esperada por los mercados, ya que se espera que tenga un impacto en la Bolsa de Nueva York. Los inversores están a la espera de las decisiones del Banco Central Europeo (BCE) sobre la política monetaria y cómo estas afectarán a la economía global.

El IPC en el Reino Unido supera las expectativas

Por otro lado, acaban de publicarse varias referencias en el Reino Unido. El IPC se ha situado en el 10,1 por ciento, frente al 9,8 que esperaban los analistas y frente al 10,4 anterior. Este dato ha sorprendido a los mercados y se espera que tenga un impacto en la Bolsa de Nueva York.

En resumen, la atención de los inversores se centra en la reacción de la Bolsa de Nueva York ante las decisiones del BCE y los datos de inflación en la Eurozona y el Reino Unido. La incertidumbre económica sigue siendo alta y los mercados están a la espera de señales claras sobre la dirección que tomará la economía global en los próximos meses.