Volkswagen apuesta por la era eléctrica: Porsche y Audi seguirán con combustibles sintéticos hasta 2035

El CEO de Volkswagen, Thomas Schäffer, defiende la apuesta por los coches eléctricos a batería

El CEO de la compañía alemana, Thomas Schäffer, ha asegurado públicamente que el coche eléctrico a batería es el “verdadero futuro” para la automoción en todo el mundo. Esto ha llegado a raíz de una entrevista reciente con Automotive News Europe, en la que ha hablado sobre lo que le espera al mercado en los próximos años, así como del beneficio que confían obtener de la venta de sus coches eléctricos, de lo cual ya pudimos hablar aquí.

El máximo directivo afirmó durante su intervención que no existe una alternativa real que incluya la combustión interna más allá del año 2035. Recordemos que ese es el año en el que oficialmente quedarán prohibidas las ventas de coches con motor térmico, ya sean mecánicas puramente de gasolina o diésel, así como los híbridos de cualquier tipo. No obstante, desde la Unión Europea se ha abierto una pequeña luz para ciertos fabricantes automovilísticos, que apuntan a los combustibles sintéticos como la “salvación” de dichos motores térmicos.

Sin embargo, el CEO de Volkswagen sostiene que esta “lucha” es algo inútil, ya que no tendrán cabida en el mercado generalista una vez se cruce la barrera del año 2030. Con ello, Schäffer denuncia que se está generando “un ruido innecesario”, ya que “los motores de combustión habrán terminado de todos modos”.

Thomas Schäffer puntualizó durante su entrevista que Volkswagen dejará de vender coches de combustión en 2033. “Para 2030 planeamos que el 80% de nuestros vehículos vendidos en Europa serán totalmente eléctricos a batería, entonces, ¿por qué gastar una fortuna en tecnología antigua que realmente no le brinda ningún beneficio al usuario?”. Con esta postura tan definida sobre la posible adopción de los combustibles sintéticos, se pone en contra de lo que defienden otras marcas del Grupo Volkswagen, como Lamborghini o Porsche.

Sin embargo, Porsche y Audi, dos marcas del Grupo Volkswagen, han anunciado que seguirán apostando por los combustibles sintéticos hasta el año 2035. Según han explicado, estos combustibles son una alternativa más sostenible a los combustibles fósiles y permiten reducir las emisiones de CO2. Además, aseguran que estos combustibles pueden ser utilizados en motores de combustión interna y en vehículos híbridos enchufables, lo que les permitirá seguir ofreciendo una amplia gama de vehículos a sus clientes.

En cualquier caso, lo que está claro es que la apuesta de Volkswagen por los coches eléctricos a batería es firme y decidida. La compañía alemana ha invertido miles de millones de euros en el desarrollo de esta tecnología y espera liderar el mercado de los coches eléctricos en los próximos años. Con la prohibición de los motores de combustión interna cada vez más cerca, parece que la era eléctrica es imparable y que los fabricantes de automóviles tendrán que adaptarse a ella si quieren seguir siendo competitivos en el mercado.