La demanda de diésel se desacelera indicando posible recesión en la economía mundial

Señales de desaceleración económica en el mercado mundial del diesel

En el mercado mundial del diesel se vislumbran señales de desaceleración económica. La demanda de combustible para maquinaria pesada, que alimenta desde flotas de camiones comerciales hasta equipos de construcción, se está debilitando en muchas de las mayores economías del mundo. Considerado como una señal temprana de una actividad industrial más débil y un menor gasto de los consumidores, el retroceso tiene en alerta máxima a los observadores de la recesión.

En China, el número de camiones que circulan por las carreteras ha descendido notablemente en las últimas semanas. El transporte por carretera consume alrededor del 60% del gasóleo en China y más del 70% en Estados Unidos. El número de camiones que circularon por las carreteras chinas cayó un 8% en la semana que finalizó el 9 de abril, según los datos del Ministerio de Transporte chino. Las existencias de gasóleo comercial en todo el país, excluidas las refinerías estatales, alcanzaron su nivel más alto en ocho meses a principios de abril, según datos de OilChem.

En Europa, la prima del gasóleo con respecto a los futuros del crudo se desplomó recientemente al nivel más bajo en más de un año. En EE.UU., la demanda va camino de contraerse un 2% en 2023, según S&P Global Inc. Excluyendo 2020, cuando gran parte de la economía se paralizó brevemente, ese desplome del 2% sería la mayor caída en el uso de diésel en Estados Unidos desde 2016.

“La demanda de gasóleo puede actuar como indicador adelantado de un crecimiento más amplio, como señal temprana de que el gasto de los hogares está disminuyendo”, dijo Ben Ayers, economista senior en EE.UU. de Nationwide Economics. “Una caída prevista de la demanda de gasóleo encaja con los riesgos de recesión en aumento en toda la economía”.

El precio del gasóleo y el riesgo de recesión

El precio del gasóleo, que llegó a ser el combustible más caro del mundo tras la invasión rusa de Ucrania que interrumpió los flujos comerciales, ha ido bajando ante la preocupación de que muchas de las mayores economías del mundo tengan por delante un camino lleno de baches. Según los economistas, hay un 65% de probabilidades de recesión en EE.UU. y un 49% en Europa durante el próximo año. En China, el riesgo es menor, pero para que el país se recupere de las duras restricciones impuestas por Covid-19 será necesario que la confianza de los consumidores mejore notablemente, y rápido.

Gran parte del retroceso de la demanda de gasóleo puede atribuirse al transporte por carretera, que consume alrededor del 60% del gasóleo en China y más del 70% en Estados Unidos. La caída de la demanda se produce después de que la actividad manufacturera de China disminuyera inesperadamente en marzo, según una encuesta privada, lo que provocó una caída de los indicadores de las fábricas de toda Asia.

En conclusión, la desaceleración de la demanda de diésel en el mercado mundial es una señal temprana de una posible recesión en la economía mundial. La caída de la demanda de gasóleo puede actuar como indicador adelantado de un crecimiento más amplio, como señal temprana de que el gasto de los hogares está disminuyendo. Los economistas advierten que hay un alto riesgo de recesión en EE.UU. y Europa durante el próximo año, y aunque el riesgo es menor en China, la recuperación del país dependerá de la mejora de la confianza de los consumidores.