Christine Lagarde mantiene el objetivo de inflación del 2% en la política monetaria del BCE

La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, ha reiterado su compromiso de llevar la inflación al 2% en una conferencia en Nueva York. Aunque se esperaba que Lagarde ofreciera alguna novedad sobre la política de tipos de interés de la entidad, la presidenta del BCE evitó pronunciarse sobre el tema durante su discurso.

En su intervención en el Council on Foreign Relations, Lagarde habló sobre el papel de los bancos centrales en un mundo cada vez más fragmentado y advirtió sobre el aumento de la inestabilidad y la multipolaridad. Sin embargo, en el turno de preguntas, la presidenta del BCE se refirió a la necesidad de subir los tipos de interés para luchar contra la inflación y citó los datos recientes como prueba de su funcionamiento.

“No digo que sea solo gracias a la política monetaria, pero los precios del petróleo han bajado significativamente y los cuellos de botella en la cadena de suministro se están resolviendo, lo que ha llevado a una disminución de la inflación subyacente”, dijo Lagarde.

El objetivo del BCE

El objetivo del BCE es mantener la estabilidad de precios en la zona euro y, en concreto, mantener la inflación por debajo, pero cerca, del 2%. En los últimos años, la inflación ha estado por debajo de este objetivo, lo que ha llevado al BCE a implementar medidas de estímulo monetario, como la compra de bonos y la reducción de los tipos de interés.

A pesar de la incertidumbre económica causada por la pandemia de COVID-19, Lagarde ha mantenido su compromiso de llevar la inflación al 2%. En una entrevista reciente con el diario alemán Handelsblatt, Lagarde dijo que el BCE está dispuesto a ajustar su política monetaria si es necesario para alcanzar su objetivo de inflación.

“Si la inflación no se acerca al 2%, estamos dispuestos a ajustar nuestra política monetaria para asegurarnos de que lo hacemos”, dijo Lagarde.

La política monetaria del BCE

La política monetaria del BCE ha sido objeto de debate en los últimos meses, ya que algunos miembros del Consejo de Gobierno del BCE han expresado su preocupación por el impacto de los tipos de interés negativos en la rentabilidad de los bancos y en la estabilidad financiera en general.

A pesar de estas preocupaciones, Lagarde ha mantenido su compromiso de mantener los tipos de interés bajos y ha dicho que el BCE está dispuesto a utilizar todas las herramientas a su disposición para apoyar la economía de la zona euro.

“Estamos comprometidos a utilizar todas las herramientas a nuestra disposición para apoyar la economía de la zona euro y asegurarnos de que la inflación se acerca al 2%”, dijo Lagarde.

En resumen, Lagarde ha reiterado su compromiso de llevar la inflación al 2% en la política monetaria del BCE y ha dicho que el banco central está dispuesto a ajustar su política monetaria si es necesario para alcanzar este objetivo. A pesar de las preocupaciones sobre los tipos de interés negativos, Lagarde ha mantenido su compromiso de mantener los tipos bajos y utilizar todas las herramientas a su disposición para apoyar la economía de la zona euro.