Bolsa de Milán se mantiene estable mientras espera nuevas decisiones del BCE ante la inflación y previsiones de EE.UU.

La Bolsa de Milán cerró este lunes con una leve caída del 0,62% en su índice selectivo FTSE MIB, situándose en los 27.700,21 puntos. El parqué milanés se mantuvo cauto y a la espera de la intervención de la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, prevista para este lunes, en la que se esperan algunos anuncios sobre el futuro de los tipos de interés.

La incertidumbre en los mercados se debe a la inflación y las previsiones económicas de Estados Unidos, que podrían afectar a la política monetaria del BCE. Los inversores están atentos a las decisiones que se tomen en la reunión del BCE, ya que podrían tener un impacto significativo en los mercados financieros.

Las principales ganancias de la jornada

Las principales ganancias de la jornada llegaron a manos del banco Bpm, con un aumento del 3,01%, el gigante camionero Iveco con un 1,70%, la red de pagos digital Nexi con un 1,44% y el fabricante de infraestructuras Atlantia con un 1,35%. Por otro lado, las mayores pérdidas fueron para la empresa de energía Enel, con una caída del 1,77%, y la compañía de seguros Generali, con una disminución del 1,47%.

En resumen, la Bolsa de Milán se mantiene estable mientras espera nuevas decisiones del BCE ante la inflación y las previsiones económicas de Estados Unidos. Los inversores están atentos a las decisiones que se tomen en la reunión del BCE, ya que podrían tener un impacto significativo en los mercados financieros.