Depósitos a plazo fijo ofrecen rentabilidad de hasta el 3,54% en abril en España

Los depósitos a plazo fijo se han convertido en una opción atractiva para los ahorradores españoles. En el mes de abril, los bancos españoles ofrecen una rentabilidad media del 0,54% a plazos iguales o inferiores a un año, mientras que algunos bancos extranjeros llegan a ofrecer hasta un 3,54% de rentabilidad.

Depósitos ofrecidos en España

Los bancos españoles se han mostrado reticentes a aumentar la rentabilidad de los depósitos a plazo fijo debido a su exceso de fondos y falta de necesidad de capitalizar más. Sin embargo, existen algunas opciones que ofrecen una rentabilidad superior:

  • Openbank, la filial del Banco Santander, ofrece hasta un 2,75% de interés pero exige una mayor vinculación por parte del cliente
  • EBN ofrece una rentabilidad del 2,55% a plazos fijos de 12 meses

Depósitos ofrecidos en otros países de la eurozona

Los bancos extranjeros de la zona euro se han visto obligados a competir con las remuneraciones de la Reserva Federal estadounidense y han aumentado la rentabilidad de sus depósitos. Algunos bancos ofrecen tasas muy atractivas:

  • Banca Progetto en Italia ofrece un 3,50% de interés a plazos fijos de 12 meses
  • CKV Bank en Bélgica ofrece un 2,35% de interés a plazos fijos de 12 meses

Para los ahorradores españoles, las opciones extranjeras pueden ser muy atractivas, aunque algunos prefieren confiar en los bancos nacionales por razones de seguridad y confianza.

Cómo contratar depósitos a plazo fijo extranjeros desde España

Existen plataformas en línea como Raisin que permiten a los ahorradores españoles contratar depósitos a plazo fijo en bancos extranjeros de la zona euro. Estos depósitos cuentan con la protección del Fondo de Garantía de Depósitos de la UE y permiten obtener una rentabilidad superior a la ofrecida por los bancos españoles.

En conclusión, el aumento de la rentabilidad de los depósitos a plazo fijo en países de la zona euro ha generado un mayor interés entre los ahorradores españoles, aunque algunos continúan prefiriendo la seguridad y confianza de los bancos nacionales.