Elon Musk destaca preocupaciones sobre el potencial de la inteligencia artificial en Tesla e SpaceX

El fundador y CEO de Tesla y SpaceX, Elon Musk, ha expresado su preocupación sobre el potencial destructivo de la inteligencia artificial (IA) y ha reiterado la necesidad de una supervisión reguladora por parte del gobierno.

En una reciente entrevista con Fox News, Musk subrayó: “La inteligencia artificial es más peligrosa que un mal diseño en la producción de aeronaves o automóviles, ya que tiene el potencial, por pequeña que sea la probabilidad, de destruir la civilización”.

Musk ha sido un crítico vocal de la IA durante mucho tiempo, advirtiendo que la tecnología debe ser regulada antes de que sea demasiado tarde. Ha hecho hincapié en la necesidad de que el gobierno supervise el desarrollo de la IA para garantizar que se utilice de manera responsable en beneficio del público.

En su papel de CEO de Tesla, Musk ha liderado la industria automotriz hacia una mayor automatización, con los vehículos Tesla que cuentan con numerosas funciones de conducción autónoma. Sin embargo, Musk no se ha detenido en la automoción, ya que ha establecido su objetivo de colonizar Marte.

En marzo, Musk tuiteó que la IA es una “amenaza existencial para la civilización humana”, y promovió la necesidad de una “supervisión de seguridad compleja” para garantizar que la IA no se convierta en un riesgo para la humanidad.

Este llamado a la supervisión de la IA se produce en un momento en que Musk está involucrado en el lanzamiento de su propia empresa de chatbots basados en IA. Según el Financial Times, Musk ha adquirido miles de procesadores de alta potencia del fabricante de chips Nvidia para el proyecto, y está en conversaciones con inversores potenciales para la empresa recién establecida.

La perspectiva de Musk de la IA, como un potencial destructor de la civilización, ha levantado alarmas entre muchos, incluyendo otros líderes de la industria tecnológica. A medida que la IA se convierte en una parte cada vez más integral de nuestra vida cotidiana, es probable que el llamado de Musk a la supervisión gubernamental de la IA continúe generando debate y discusión.